¿Dudas de la ley?

¿Qué se puede hacer si se sufre negligencia médica?

by Debra Shaw

Ir al doctor es una de las actividades que a todas las personas les toca, pero a la gran mayoría no les gusta. Esto es por un sinfín de razones que no son el objeto de este artículo. Sin embargo, una de las razones contundentes que puede tener una persona a la hora de no querer asistir a la cita con el médico es a causa de los errores médicos. Ahora bien, cuando se habla acerca de la negligencia médica, se habla, específicamente, de dos casos:

  1. Falta de pericia: Una de las principales causa de negligencia no es la mala intención, sino la falta de pericia. En estos casos los profesionales de la salud se ven en la posición de tener que practicar un procedimiento, el cual no conocen a cabalidad o no tienen los insumos para ejecutar. Por lo que se habla de negligencia médica al momento de causar un daño por practicar algo para lo que no se está preparado.
  2. Mal juicio o desinterés: Es crucial tener en cuenta que las personas no suelen actuar con malas intenciones. Sin embargo, en el mundo de la salud es esencial prestar mucha atención a cada uno de los detalles de cada caso en particular. Por lo que se pueden ver casos en donde, al omitir datos, un tratamiento que podría ayudar termina siendo nefasto.

Sabiendo esto, al momento de sufrir una lesión por negligencia médica, el paso siguiente es buscar ayuda para solucionar el problema sufrido.

El abogado de lesión personal, su ayuda ante la negligencia.

Cuando se habla de negligencia siempre habrá un responsable y una víctima. Por lo que, usualmente, es necesario que el responsable sea el encargado de pagar los daños sufridos por parte de la víctima. En este orden de ideas, al momento de usted exigir la restitución de su bienestar, el apoyo de un abogado puede significar la diferencia entre el peor momento de su vida, o un impasse dado por los caprichos del azar.

En este orden de ideas, el abogado de accidentes personales tiene la capacidad de hacer la representación legal de la víctima ante un juzgado. Y, a causa de esto, mientras la víctima se encarga de recuperarse y tratar de reponerse de la mejor manera posible, su abogado se encarga de todo el trámite legal. Por lo que el abogado se encarga de todo el proceso, desde la recolección de los datos y testimonios, hasta la negociación necesaria para llegar a acuerdos económicos que subsanen los gastos de todo el proceso de restitución.

Por lo que no enfrente una de las situaciones más difíciles de la vida en soledad, busque el apoyo de un abogado de lesiones personales y recupere su confianza de ir al médico en paz.

Compartir